Skip to main content

El movimiento del santuario 15 años después

Según le fue contado a December 6, 2021January 4th, 2022As Told To, Español

La pastora de Chicago Emma Lozano analiza el movimiento para mantener a los inmigrantes indocumentados con sus familias y una exhibición relacionada con la MCA.

Organizer and pastor Emma Lozano, wearing a black hoodie, poses in front of a mural that depicts Chicago mayor Harold Washington and Lozano’s brother, Rudy Lozano.© Michelle Kanaar
Emma Lozano en la Iglesia Metodista Lincoln United, donde es pastora, el sábado 20 de noviembre de 2021 en Chicago, Illinois. El mural detrás de ella muestra al alcalde de Chicago Harold Washington y al hermano de Lozano, Rudy Lozano, quien fue un conocido organizador comunitario en Chicago. Foto de Michelle Kanaar/Borderless Magazine
Según le fue contado a December 6, 2021January 4th, 2022As Told To, Español

La pastora de Chicago Emma Lozano analiza el movimiento para mantener a los inmigrantes indocumentados con sus familias y una exhibición relacionada con la MCA.

Cuando la fundadora y pastora de Centro Sin Fronteras, Emma Lozano, ofreció su iglesia como santuario para una mujer indocumentada y su hijo en 2006, ayudó a iniciar un movimiento nacional.

Read in English

Want to receive stories like this in your inbox every week?

Sign up for our free newsletter.

Elvira Arellano, una inmigrante mexicana, trataba de evitar ser deportada y separada de su hijo de 8 años nacido en Estados Unidos. Mientras vivía en la iglesia de Lozano, Arellano cofundó La Familia Latina Unida. Arellano fue deportada, pero su caso recibió mucha atención en los medios. También inspiró a las iglesias y sinagogas de los Estados Unidos a unirse a lo que ahora se conoce como el movimiento santuario, proporcionando alojamiento a inmigrantes en espacios religiosos que generalmente están fuera del alcance de las redadas gubernamentales.

Los archivos del Centro Sin Fronteras se exhiben en el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago como parte de una exposición del trabajo de la artista multidisciplinaria Andrea Bowers.Foto: Nathan Keay, © MCA Chicago

Quince años después, Lozano todavía trabaja duro para mantener unidas a las familias inmigrantes. Ahora es pastora de la Iglesia Metodista Lincoln United y fundadora y presidenta de Centro Sin Fronteras, una organización que trabaja para promover los derechos de inmigrantes y trabajadores. La campaña actual del centro trata de garantizar el derecho a la familia. Lozano ayudó a redactar la Ley Estadounidense por el Derecho a la Familia con el congresista Bobby Rush para legalizar a los 12 millones de indocumentados que viven en los Estados Unidos y garantizar que no puedan ser separados de sus familias. El proyecto de ley fue presentado al Congreso en el 2020, pero no recibió votación.

A lo largo de los años, su trabajo la ha convertido en un blanco para los supremacistas blancos. Su iglesia actual en Chicago fue vandalizada con grafitis racistas, y un nazi amenazó recientemente tanto a ella como a su congregación debido a su trabajo con los inmigrantes.

Este invierno, elementos de los archivos del Centro Sin Fronteras se exhibirán en el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago como parte de una retrospectiva de la artista multidisciplinaria Andrea Bowers, cuyo trabajo combina una práctica artística con activismo y defensa.

Borderless Magazine habló con Lozano sobre la exhibición y su trabajo como pastora, presidenta de Centro sin Fronteras y miembro del Proyecto Mariposa, un grupo de pastoras en el área de Chicago que trabajan juntas en defensa de familias con estatus migratorio mixto.

Si la mariposa monarca viene de México a Chicago, entonces, ¿por qué nuestra gente no puede? ¿Por qué no podemos migrar? Se necesitan generaciones para que la monarca llegue de un destino a otro. Entonces, cuando una monarca no puede hacerlo, sus descendientes continúan el viaje.

Nosotros, las Mariposas, brindamos a nuestros feligreses no solo el servicio de adoración y los sacramentos, sino que también les brindamos educación legal, defensa y una manera de participar en la lucha para que no sean víctimas sino más bien testigos de justicia.

Pueblo Sin Fronteras fue realmente el comienzo. Era una organización de poder popular que ayuda a personas en lucha. Marchamos por las calles en los años 60 y 70 con mi hermano Rudy Lozano antes de que lo asesinaran. Estábamos en las marchas del Primero de Mayo en Pilsen y decíamos: “Somos un pueblo sin fronteras”. Éramos el pueblo sin fronteras. Centro Sin Fronteras surgió de eso, porque necesitábamos tener un lugar donde pudiéramos tener reuniones y generar fondos.

Los archivos del Centro Sin Fronteras se exhiben en el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago como parte de una exposición del trabajo de la artista multidisciplinaria Andrea Bowers.Foto: Nathan Keay, © MCA Chicago

La verdad de Dios es que los mexicanos de este lado de la frontera, las familias mexicanas de estatus mixto, son los que básicamente aportan la mayor parte del presupuesto de México a través de sus remesas. Y aquí, a través de la explotación y todas las contribuciones y todo el dinero del impuesto sobre la renta que [el gobierno] se queda, porque los indocumentados no pueden presentar impuestos, este país nos exprime. Por eso queremos ser respetados. Sabemos lo que aportamos a ambos países y exigimos que haya un formato legal para que nuestra gente se quede aquí, para que no separen a nuestras familias. Por eso nuestra campaña se llama Derecho a la Familia.

El hecho es que una familia de estatus mixto no va a mantener una línea exigiendo la ciudadanía a costa de que sigan siendo separados y deportados. Aceptarán algo como DACA, algo como TPS, ya sabes, alguna libertad condicional o lo que sea, siempre y cuando no separes a sus familias porque su posición siempre ha sido: “Dejemos que nuestros hijos nos reivindiquen, Quedémonos aquí con nuestras familias. Cuando nuestros hijos alcanzan la mayoría de edad, pueden patrocinarnos o aplicar por nosotros. Algún día llegaremos.”

Cada año, latinos cumplen 18 años y pueden votar, e históricamente estamos saliendo en mayor número. Por lo tanto, decir que tienes que tener ciudadanía, porque cualquier cosa menos es una falta de respeto, es una gran cosa para incluir en el material de tu campaña. Pero no hacen nada por las familias porque seguimos siendo deportados. Nuestra posición siempre ha sido mantener unidas a nuestras familias, esa es nuestra prioridad.

Un mural de Emma Lozano ilumina una pared en el espacio comunitario de la Iglesia Metodista Lincoln United, donde Lozano es pastora, en Chicago, Illinois.Foto de Michelle Kanaar/Borderless Magazine

Nuestro proyecto de ley [la Ley Estadounidense del Derecho a la Familia] pedía la ciudadanía para los beneficiarios de DACA y la ciudadanía para los titulares de TPS, y para todos los que viven en las sombras o las personas que están entrando. Sería una legalización para que pudieran quedarse con sus familias, y una vía para que los dos millones de personas que fueron deportadas reingresen al país y se reúnan con sus familias, esa siempre ha sido nuestra posición. No hay razón para que haya división dentro del movimiento inmigrante, porque lo que sea que estés pidiendo, sí, está bien.

Siempre les digo a las Mariposas, nuestras pastoras, que son como acupunturistas. El movimiento a veces está adormecido, a veces está un poco mareado, y simplemente tienes que ir allí y pincharlo en el lugar correcto, y luego se despertará nuevamente. Así que les dije que dondequiera que podamos estar, ahí estaremos. Y traigamos un mensaje fuerte y positivo y demandas y sigamos adelante. ¿Quién sabía cuándo Elvira tomó el santuario, que hoy íbamos a tener ciudades santuario?

Archivo Centro Sin Fronteras

La mayor victoria del Centro Sin Fronteras fue el movimiento santuario. Todos , incluidos y especialmente aquellos que estaban creyendo las mentiras, realmente podían ver quiénes eran realmente estas personas, que no eran contrabandistas, narcotraficantes o personas que robaban nuestros trabajos. No, son personas como Elvira Arellano. Solo una mamá, una persona trabajadora que cría a su hijo.

El arte siempre ha sido parte de la lucha. En el pasado, mi padre era un trabajador migrante. Cuando había problemas con los cultivadores, alguien les sacaba la guitarra y la gente decía, “Échales un corrido”, y básicamente tocaban una canción diciendo que los cultivadores eran opresores. Así que continuamos con esa tradición, y tenemos nuestro propio compositor, cantante y músicos que salen con nosotros, marcan el tono y tocan la canción que identifica la lucha en la que nos encontramos hoy.

Históricamente, la tradición es utilizar las artes para documentar la historia, pero también para hacer que las personas formen parte de la elaboración de la historia y la lucha por la justicia. Y la exhibición de MCA es una colección de estas luchas, ¿verdad? Ponerlos en un lugar donde la gente pueda venir y apreciarlos, observarlos y aprender de ellos y ver la belleza de la lucha. Y tal vez inspirarlos a ser parte de ese movimiento por la justicia social. Entonces, para nosotros, eso es genial, fue perfecto, ¡porque estábamos guardando nuestras cosas para algo!

Los archivos del Centro Sin Fronteras se exhiben en el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago como parte de una exposición del trabajo de la artista multidisciplinaria Andrea Bowers.Foto: Nathan Keay, © MCA Chicago

La lucha continúa. En este momento, existe la oportunidad de progresar realmente, pero se necesitará unidad y se necesitará gente para realmente salir y participar en cualquier capacidad que puedan permitirse. Si estás involucrado en las artes, deja que eso refleje la lucha por la justicia social, y creo que eso es lo que Andrea Bowers realmente está planteando en este momento: que es hora de que todos usen esos talentos, sean los que sean, para la justicia social.

Mi hermano Rudy tenía este cartel y fue genial. Demostró que este tiburón se estaba comiendo todos los peces pequeños. Pero luego todos los peces se juntaron y se hicieron en forma de ballena y simplemente devoraron al tiburón. Movilizar la base, despertar al pueblo al poder que tienen juntos, de unidad, en una lucha concreta juntos, casi siempre equivale a una victoria. Pero tienes que despertar y estar en armonía. Algunos están esperando un líder especial, pero mi hermano Rudy decía: “No hay grandes hombres o mujeres en el mundo, solo grandes desafíos que la gente común debe asumir”.

Cuando termine y no pueda luchar más, es cuando la próxima mariposa que se haya transformado continuará la lucha hasta que alcancemos nuestra victoria, nuestro objetivo, nuestro destino. Pero todavía estoy en mi proceso aquí mismo: todavía estoy volando.

La campaña Right to Family acepta donaciones aquí.

Centro Sin Fronteras presenta objetos seleccionados de sus archivos y una historia de su trabajo dentro de la exhibición de Andrea Bowers, que se extiende desde el 20 de noviembre del 2021 hasta el 27 de marzo del 2022 en el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago.

Borderless Magazine se unirá a Emma Lozano en una conversación virtual que realizará el Museo de Arte Contemporáneo el 11 de diciembre a partir de las 6 p.m. a las 7 p.m. Los boletos están disponibles en el sitio web de MCA.

Traducido por Claudia Hernández

Total
16
Share