Ir al contenido principal

El juez confirma la Ley Way Forward de Illinois, que pone fin a la detención de ICE en el Estado

Por 7 de diciembre del 202130 de septiembre del 2022Política de inmigración

Un juez federal desestimó una demanda presentada por dos condados de Illinois que esperaban mantener sus lucrativos contratos de detención de ICE. Estos contratos se eliminarán gradualmente a partir del 1 de enero.

Foto de Camilla Forte/Borderless Magazine
Los manifestantes escuchan a los defensores de la detención y la deportación de inmigrantes durante una manifestación celebrada por la Coalición de Illinois para los Derechos de los Inmigrantes y los Refugiados el 8 de julio del 2021 en el centro de Chicago, Ill.
Por 7 de diciembre del 202130 de septiembre del 2022Política de inmigración

Un juez federal desestimó una demanda presentada por dos condados de Illinois que esperaban mantener sus lucrativos contratos de detención de ICE. Estos contratos se eliminarán gradualmente a partir del 1 de enero.

Un juez federal confirmó el lunes las disposiciones de una nueva ley de Illinois que prohíbe a las ciudades y condados del estado alquilar camas en sus cárceles para detener a los inmigrantes bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos.

La decisión significa que los condados de McHenry y Kankakee, que habían demandado para impedir la entrada en vigor de la ley Illinois Way Forward, tendrán que renunciar a sus lucrativos contratos de detención con ICE a finales de enero, salvo que se recurra con éxito.

En una sentencia de ocho páginas, el juez de distrito Philip G. Reinhard del Distrito Norte de Illinois dijo que la Ley Illinois Way Forward, que el gobernador J.B. Pritzker firmó este verano, era un uso apropiado del poder constitucional del estado para prohibir a los condados participar en programas reguladores federales como la detención de inmigrantes.

¿Quieres recibir historias como esta en tu bandeja de entrada cada semana?

Suscríbete a nuestro boletín gratuito.

"Los estados son soberanos. Los condados no lo son", escribió Reinhard en su decisión de conceder la moción del estado para desestimar la demanda. "El Estado de Illinois, por acto legislativo, ha decidido que sus subdivisiones políticas no pueden entrar o permanecer en tales acuerdos".

El fiscal del estado del condado de McHenry, Patrick Kenneally, dijo en un comunicado el martes que los condados tienen la intención de apelar el fallo de Reinhard ante el Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito de Estados Unidos.

"La Ley Illinois Way Forward es otro ejemplo de cómo la actual asamblea legislativa es probablemente una de las más partidistas y dogmáticamente rígidas en la historia de Illinois", dijo Kenneally, un republicano que fue elegido por primera vez en el 2016. "Como tal, y cuando sea legalmente sostenible, en la Oficina del Fiscal del Estado del Condado de McHenry continuaremos presionando contra la oscuridad y la inutilidad a la que el baluarte de Chicago en Springfield desea consignarnos".

Un portavoz de ICE no respondió a una solicitud de comentarios.

Los defensores de la ley se alegraron de la decisión de Reinhard, que dijeron que era un paso hacia su objetivo final de abolir la detención de ICE por completo. Si no se revoca la decisión en apelación, Illinois se unirá pronto a Oregón como los únicos estados que han conseguido prohibir la detención de inmigrantes dentro de sus fronteras.

"Esta sentencia es una victoria para el estado de Illinois, para las comunidades de inmigrantes y para todos los que se preocupan por la justicia y la dignidad de los inmigrantes", dijo Fred Tsao, asesor político principal de la Coalición de Illinois para los Derechos de los Inmigrantes y los Refugiados.

Hasta el mes pasado, la cárcel del condado de Kankakee tenía una media diaria de 35 detenidos por ICE, mientras que el condado de McHenry tenía una media diaria de 101 detenidos por ICE hasta octubre. Ambos condados habían cobrado millones de dólares al año del gobierno federal por la detención de inmigrantes bajo custodia de ICE.

El presidente de la Junta del Condado de McHenry, el republicano Mike Buehler, dijo el martes en un comunicado que la finalización del contrato "perjudicará de verdad a nuestros contribuyentes" y que la Ley Illinois Way Forward "es un golpe al control del gobierno local".

Según la ley, los condados tienen hasta el 1 de enero para activar la cláusula de rescisión en sus contratos de detención de ICE, que no entraría en vigor hasta dentro de 30 días, según las copias de los contratos revisadas por Injustice Watch.

Mientras tanto, los defensores de los derechos de los inmigrantes dijeron que ahora centrarán su atención en conseguir la liberación del mayor número posible de inmigrantes bajo custodia de ICE en las dos cárceles.

A principios de este año, consiguieron que ICE pusiera en libertad a 15 de los 50 inmigrantes que estaban detenidos en la cárcel del condado de Pulaski, en el sur de Illinois, después de que los funcionarios del condado pusieran fin a su contrato de detención en respuesta a la ley Illinois Way Forward.

"Lo más importante que hay que recordar siempre sobre la inmigración es que la gente no está detenida por una infracción penal", dijo Mark Fleming, director asociado de litigios federales en el Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes, que representa a algunos de los inmigrantes detenidos. "Hay muchas alternativas a la detención que están disponibles para garantizar que alguien se presente a su procedimiento de inmigración, sin llegar a la detención física".

Los activistas de los derechos de los inmigrantes de todo el país han pedido al gobierno de Biden que reduzca o elimine el sistema de detención de ICE, especialmente cuando la pandemia de Covid-19 sigue afectando de forma desproporcionada a las personas encarceladas.

Hasta el mes pasado, casi 22.000 inmigrantes y solicitantes de asilo bajo custodia de ICE estaban detenidos entre rejas, y el 75% de ellos no tienen condenas penales, según el Transactional Record Access Clearinghouse de la Universidad de Syracuse, un grupo de investigación que rastrea los datos de inmigración.

Los defensores sostienen que muchas de las cárceles y prisiones privadas utilizadas por ICE tienen un largo historial de abusos y graves negligencias médicas. Los informes de los últimos años de las cárceles de los condados de Kankakee y McHenry revelaron que los detenidos estuvieron tres meses sin agua corriente en los lavabos y soportaron un brote de paperas, y que las instalaciones no proporcionaban una atención médica adecuada.

Un estudio reciente realizado por investigadores de la Facultad de Derecho de la UCLA, que analizó los resultados de casi tres millones de casos de inmigración entre 2008 y 2018, encontró que la gran mayoría de los inmigrantes no detenidos en procedimientos de deportación se presentaron a todas sus citas judiciales.

Este artículo se ha publicado en colaboración con Injustice Watch. Suscríbase a su boletín semanal.

Total
36
Compartir